El sector inmobiliario de Bogotá y el desarrollo de la infraestructura de Paraguay ofrecen atractivas oportunidades para la inversión chilena y la internacionalización de los servicios de ingeniería.

En el marco del Seminario “Oportunidades Comerciales en el Mercado Latinoamericano para la industria de la Construcción” Rodrigo Rubio, miembro del Cluster de la Construcción de Colombia y Gerente de la Constructora ARPRO, expuso las oportunidades comerciales en el mercado colombiano y se refirió a la importancia de generar un esfuerzo asociativo entre  las empresas colombianas y chilenas incluyendo a otras instituciones de ecosistema, como las universidades e instituciones de ambos estados.

La realidad constructiva en Bogotá, según la presentación del arquitecto, actualmente ha alcanzado altos niveles de sofisticación y tecnología tanto desde el punto de vista arquitectónico como desde la ingeniería y construcción, lo que, sumado a altos niveles de desarrollo inmobiliario, perfilan a la ciudad como un mercado de alto atractivo.

Jorge Pereda, Gerente de la Aceleradora de Negocios de la Universidad e Valparaíso comentó: “En términos de espacios y oportunidades visualizamos  la cobertura territorial que necesita Colombia en zonas aisladas, el desarrollo marítimo portuario, y la posibilidad de implementar proyectos conjuntos en términos de inversión, tanto para llevar empresas chilenas dispuestas a invertir en el desarrollo inmobiliario, como para atraer inversión colombiana a nuestro país, por lo tanto esta estrategia tiene un beneficio bidireccional”.

Por otra parte, la Ingeniera paraguaya  Adriana Añazco, quien se desempeña como profesional en el Centro Paraguayo de Ingenieros ARAE Consulting Engineering, expuso las oportunidades comerciales en este país. Destacó la infraestructura y su crecimiento sobre el 17%, lo que la define como un espacio para la inversión. Además mostró la estabilidad y los beneficios que presenta la economía para la inversión extranjera con tasas impositivas que se mantienen relativamente bajas, escenario en el que las empresas chilenas pueden jugar un importante rol en el desarrollo de la infraestructura en materia marítimo portuaria, energía e hidráulico sanitaria.

“Me llamó bastante la atención el interés que despertó nuestra economía en las diferentes empresas chilenas,  creamos muy buenos lazos que en el corto plazo debieran tener buenos resultados. Nos reuniremos con algunas empresas en Asunción, buscando encaminar la posibilidad de concretar inversiones” Señaló Añazco.

Estos dos economías se unen a aquellos potenciales destinos de internacionalización que se han estudiado por la Aceleradora de Negocios Internacionales de la Universidad de Valparaíso, mediante fondos de CORFO, y que se han prospectado y sondeado gracias a los esfuerzos de ProChile en la promoción de la exportación de servicios de la región de Valparaíso.

 

 

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *